La fábrica

Historia

Inicios

La fábrica habiéndose construido a finales de 1920 tiene más de ochenta años. El propietario Jaume Ensenyat era hijo del fundador de ca’n Xilles y, habiéndose quedado su hermano Vicenç con la antigua fábrica de ca’n Xilles, decide construir esta fábrica. La familia Ensenyat se dedicaba a la producción textil. Por lo tanto, la fábrica en sus primeros años de existencia se dedicó a dicha actividad. Dicha actividad duró en la fábrica hasta los años 1960.

Inicio de la producción de artículos de piel

A finales de 1960 Antonio Ramis Tortella, dedicado a la producción de artículos de piel, la adquiere e instala allí tanto el proceso productivo como una tienda de objetos de piel orientada a los turistas que visitan la isla de Mallorca.

Los orígenes de Manufacturas Ramis, en 1939, se asientan en la visión innovadora de su fundador y se explican en parte por la escasez típica de la posguerra. Son conocidos los primeros bolsos producidos con retales de piel previamente en forma de rombo y cosidos entre ellos. Dichos retales provenían en un inicio de los deshechos de las fábricas de calzado.

Interrupción de la producción

En los años 1990 se interrumpió la producción de artículos de piel pero la tienda de venta al por menor mantuvo su actividad hasta el año 2013. Al quedar una de las naves vacía, se alquiló durante unos años a un gran establecimiento de venta de productos alimentarios, Mercadona.

El futuro

La producción empieza de nuevo. La fábrica es un centro generador de ideas, proyectos y conocimiento. Es la fábrica de la nueva economía colaborativa situada en Inca, el corazón de Mallorca. La nueva fábrica se construye sobre los principios de sostenibilidad y respeto a las personas.

Características del edificio

Elementos básicos

La fábrica habiéndose construido a finales de 1920 tiene más de ochenta años. Se construyó utilizando piedra de marés, con grandes ventanales tanto en la planta baja como en la primera planta para aprovechar al máximo la luz solar. Consta de cuatro naves de 1.000 metros cuadrados cada una y un patio interior de más de 300m2.

Destaca en la fábrica la antigua chimenea construida con ladrillo, situada en la nave sur, que tiene unos 26 metros de altura. La fábrica textil tenía un único motor a vapor, y la chimenea permitía la dispersión del humo a una altura adecuada.

La fábrica sufrió un gran impacto arquitectónico en su fachada principal a raíz de la adaptación realizada por Mercadona. La legislación municipal obligó a crear arcos en la fachada del edificio al mismo tiempo que se realizaba la reforma de la nave supermercado.

Características de las naves

Se compone de dos naves a cada lado separadas por un patio central. El patio central tenía una solera delgada y se utilizó durante muchos años como párking. Como curiosidad decir que hasta finales del siglo pasado se situaba en el mismo una antigua galera de caballos.

Las dos naves situadas en planta baja tienen columnas de hierro fundido y bóvedas de cañón entre cada una de las hileras de columnas, en el sentido de la fachada que da a la Gran Vía de Colón.

Las dos naves de la planta superior tienen columnas y vigas de madera de pino rojo. La cubierta formada por un entramado de traviesas y listones, así como piezas de cerámica, es muy ligera. Por fuera se utilizan las típicas tejas mallorquinas de origen árabe.

Rehabilitación

Filosofía de la rehabilitación

La rehabilitación del edificio que ha tenido lugar desde el año 2012 ha contado con dos equipos de arquitectos: Arquitectura Punta y Mercè Zazurca Codolà.

La filosofía de la rehabilitación se basa en la idea de conservar al máximo tanto el aspecto general como los detalles originales del edificio. Al mismo tiempo se ha minimizado la intervención necesaria y con ello el presupuesto de rehabilitación. Se han seguido asimismo algunos principios de construcción sostenible como la instalación de una caldera de biomasa. Finalmente, la rehabilitación se inspira de algunas figuras conocidas como el Archiduque Luis Salvador.

Etapas iniciales

La primera etapa de la rehabilitación consistió en la recuperación de la cubierta. Se empezó por el techo porque después de los años había muchas goteras y se temía que se dañara el edificio con dicha humedad.

En una segunda etapa se pintaron las fachadas del edificio y se instalaron los ventanales actuales. Ya a finales de 2013 y principios de 2014 se eliminaron todos los añadidos que se habían venido acumulando a través de los años como los dobles techos, muros divisorios, instalaciones, etc.

Una vez terminada dicha etapa se tuvo por primera vez una visión “despejada” de la riqueza arquitectónica que albergaba el edificio, pudiéndose ver en su conjunto tanto los espacios globales como los detalles constructivos originales. Al mismo tiempo se pudo ver el impacto generado por la reforma del inquilino, supermercado, realizado en los años 1990.

Refuerzo estructural

Desde el verano de 2014 se comenzó el refuerzo estructural del edificio. Dicho refuerzo estructural era necesario para conseguir que el edificio tuviera un uso público. Todas las actuaciones hacen que el edificio sobrepase con creces los 500 kg. de resistencia por metro cuadrado estipulados por normativa. Dichas actuaciones consisten en: micropilotage y encepados reforzando las columnas de hierro fundido de las dos naves; refuerzos de hierro (tirantes) para las vigas del techo de planta baja; substitución de traviesas de madera en el techo de planta primera.

El refuerzo estructural incluye asimismo el refuerzo de la torre chimenea con la aplicación de aros de acero que constriñen la torre. Esta actuación es necesaria cuando a lo largo del tiempo han aparecido algunas grietas. Las grietas hacen que el cono de la torre deje de actuar tal como lo hacía en el momento original de su construcción debilitándola. Los anillos de acero, al constreñir la torre, hacen que la torre vuelva a actuar estructuralmente de forma correcta.

Obra civil e instalaciones

A finales del 2014 se continúa con la obra civil y se preparan las preinstalaciones. El 2015 se orienta sobre todo al paquete de instalaciones del edificio. En primer lugar destaca el sistema de calefacción con caldera de biomasa. Todo el edificio tiene paneles por los que fluye agua caliente, y que irradian el calor en cada una de las naves. Se instalan asimismo los sistemas de fontanería, eléctrico, comunicaciones, voz y datos.

Durante el 2015 se realizan asimismo los pavimentos así como toda la tabiquería interna del edificio. Ello supone forrar todos los muros del edificio y, como actuación más importante en dicho paquete, montar todas las aulas del mismo.

Decoración y bosque del Archiduque

Finalmente se pasa a la decoración, austera con tono industrial, del edificio y a la repartición del mobiliario y otros elementos decorativos, incluyendo asimismo un entramado de plantas de interior pensado para la renovación del aire de las diferentes naves.

También en 2015 se crea el bosque del Archiduque en el antiguo patio de la fábrica. Es precisamente en esta zona donde la figura del Archiduque está más presente. Dicho espacio está formado por cinco parterres representativos de cinco hábitats típicos en las islas Baleares que fueron descritos por el Archiduque Luis Salvador en el Die Balearen (1969-1994). El espacio surge de los conocimientos generados por el proyecto NIXE III, www.nixe3.com, y Julio Cantos, permacultor, que ha propuesto el diseño definitivo del mismo.

Contacto

  

   971 50 50 90

 

logo fábrica ramis redondo